Anterior

Anterior

  •  

04/11/2011  Historia del Club

1909-1919

Antecedentes | 1909-1919 | 1919-1929 | 1929-1939
| 1939-1949 | 1949-1959 | 1959-1969 | 1969-1979
| 1979-1989 | 1989-1999 | 1999-2008

4593 Visitas |  Comentarios
| Valoración media:
  • 1909-1919
  • 1909-1919
  • 1909-1919
  • 1909-1919
  • 1909-1919
AtrásAdelante

El nacimiento del Club, los subcampeonatos de Copa, la inauguración de Atotxa y la doble rivalidad con el Athletic y con los clubes iruneses marcan la primera década de existencia de la Real Sociedad.

El nacimiento del Club

Tras conseguir el título de Copa los futbolistas deciden separarse del Club Ciclista y constituir legalmente la Sociedad de Fútbol.

La nueva entidad nace oficialmente el 7 de septiembre de 1909 bajo la presidencia de D. Adolfo Sáenz Alonso. Unos meses más tarde, concretamente el 11 de febrero de 1910 el Rey Alfonso XIII concede a la nueva Sociedad el título de Real.

Exitos deportivos

El primer éxito de la nueva Sociedad llegó en el Campeonato de Copa de 1910, en el que sin embargo no pudo participar con su denominación oficial debido a que carecía de la antigüedad necesaria por lo que nuevamente se recurrió a jugar utilizando el nombre de otra entidad, en este caso el Vasconia Sporting Club. Una escisión dentro del fútbol español provocó que se jugaran dos Campeonatos, el Vasconia participó en el de la Unión de Clubes disputado en San Sebastián, y tras eliminar en la fase previa al Racing de Irún, disputó un triangular junto al Athletic y al Madrid. El campeón fue el equipo bilbaíno al imponerse por 1-0 a los donostiarras y por 2-0 al Real Madrid. La victoria de la Real por 2-0 frente al Madrid otorgó el subcampeonato al equipo donostiarra.

Un nuevo éxito llegó en el Campeonato de Copa de 1913, al igual que en 1910 se produjo una escisión dentro de la Federación Española y una vez más la Real estuvo en el grupo de los rebeldes pasando a formar parte de la Unión de Clubes. La Real eliminó en la fase previa al Sporting de Irún y se enfrentó en la final al Barcelona en la ciudad condal, el partido se disputó el 16 de marzo de 1913 y acabó con empate a 2 goles, el desempate se disputó al día siguiente y terminó con un nuevo empate, esta vez a 0 goles. El nuevo desempate se jugó el día 23 de marzo y esta vez fue el definitivo, la Real se adelanto gracias a un gol de penalti de Alfonso Sena pero el Barcelona remontó con dos goles de Rodríguez y se hizo con el Campeonato.

La inauguración de Atotxa

El 5 de octubre de 1913 es una fecha marcada en la historia de la Real Sociedad, ese día se inauguró Atotxa que será durante 80 años, con sucesivas remodelaciones, el campo de la Real Sociedad. El partido inaugural enfrentó a Real Sociedad y Athletic de Bilbao. La alineación de la Real estuvo formada por: Eizaguirre, Berraondo, Mariano Arrate, Leturia, Echeverría, Machimbarrena, M. Elósegui, Alfonso Sena, S. Elósegui, Sydler y J. Minondo. Por parte del Athletic jugaron: Ibarreche, Solaun, Hurtado, Eguía, J.Mª Belauste, Iceta, Pinillos, Kortadi, Zuazo, Pichichi y R. Belauste. El primer gol en la historia de Atotxa lo anotó Pichichi, y el partido acabó con empate a 3 goles con dos goles de Sydler y uno de Saturnino Elósegui para la Real y dos de Pichichi y uno de Zuazo para el Athletic.

Difíciles inicios

La historia del fútbol a comienzos de siglo está plagada de incidentes, escisiones federativas, dobles campeonatos... y en el caso de la Real Sociedad está marcada por la doble rivalidad, por un lado con el Athletic de Bilbao y por otro con los equipos iruneses, fundamentalmente con el Racing de Irún.

La rivalidad con los iruneses se suavizará cuando Racing y Sporting de Irún se fusionen formando el Real Unión en 1915. Por otro lado la rivalidad de la Real Sociedad y de los otros clubes gipuzkoanos con el Athletic será el origen del nacimiento de la Federación Gipuzkoana de Fútbol el 25 de abril de 1918 bajo la presidencia de D. Salvador Díaz Iraola, hermano de una de las figuras más emblemáticas de nuestra historia: Benito Díaz. Con el nacimiento de la Federación Gipuzkoana se puso fin a una rivalidad que había provocado entre otras consecuencias la ausencia de la Real de los campeonatos oficiales de 1914-15 y 1916-17.