Anterior

Anterior

  •  

04/11/2011  Historia del Club

1939-1949

Antecedentes | 1909-1919 | 1919-1929 | 1929-1939
| 1939-1949 | 1949-1959 | 1959-1969 | 1969-1979
| 1979-1989 | 1989-1999 | 1999-2008

1863 Visitas |  Comentarios
| Valoración media:
  • 1939-1949
  • 1939-1949
  • 1939-1949
  • 1939-1949
  • 1939-1949
  • 1939-1949
  • 1939-1949
  • 1939-1949
AtrásAdelante

Tres descensos y cuatro ascensos en nueve temporadas otorgaron a la Real Sociedad el apodo de “equipo ascensor” en una década de nuevo marcada por las dificultades económicas.

La reorganización de las competiciones

Acabada la guerra la actividad futbolística intentó volver a la normalidad aunque la reorganización de las competiciones y la decisión sobre en qué categoría debía militar cada Club no fue fácil. Tras varias reuniones la Federación Española decidió que cada equipo jugaría en la misma categoría en la que lo hizo en 1936. Esto benefició a los intereses de la Real Sociedad, que ya había recuperado su denominación tradicional, que con este acuerdo jugaría en segunda división.

La primera temporada de la posguerra empezó bien para el equipo donostiarra que se impuso claramente en el grupo vasco de segunda división, pero en la definitiva liguilla de ascenso no pudo conseguir su objetivo de recuperar la máxima categoría.

Sin embargo y pese a las dificultades económicas por las que seguía atravesando el Club, en la temporada siguiente sí se conseguiría volver a primera división. La Real volvió a imponerse claramente en su grupo de segunda división y en esta ocasión, pese a un comienzo discreto, consiguió la segunda plaza en la liguilla de ascenso, por detrás del Granada y superando a Deportivo Coruña y Castellón. De esta manera la Real recuperaba la categoría perdida. Además el equipo donostiarra tuvo también una destacada actuación en la Copa en la que eliminó al Valladolid y al campeón de Liga, el Atlético Aviación, antes de caer frente al Español en semifinales. Como dato anecdótico podemos destacar que en esta temporada 1940-41 se produce la mayor goleada conseguida por la Real al imponerse el 8 de enero de 1941 por 14 goles a 2 al Valladolid.

El equipo “ascensor”

La fama de equipo ascensor comenzó a fraguarse en los años siguientes. Así en la temporada 1941-42 la Real no pudo mantener la categoría y concluyó el campeonato como farolillo rojo. Sin embargo la parada del ascensor en el piso de segunda fue breve y al año siguiente los donostiarras volvieron a primera de la mano de Benito Díaz. En esta ocasión tras imponerse en su grupo, la Real superó en la liguilla final a Valladolid, Sporting, Ceuta y Jérez y junto con el Sabadell consiguió el ascenso.

Pero nuevamente en la temporada 1943-44 el equipo donostiarra perdió la categoría y en esta ocasión la estancia en segunda división se iba a prolongar durante las dos temporadas siguientes.

Hubo pues que esperar a la temporada 1946-47 para vivir un nuevo ascenso. Tras unos comienzos dubitativos la Real permaneció durante casi toda la temporada en la tercera plaza que daba derecho a jugar la promoción de ascenso. Sin embargo en las últimas jornadas la Real se vió relegada a la cuarta posición que la dejaba de nuevo en segunda pero dos victorias consecutivas, frente al Betis en Sevilla y frente al Mallorca en casa devolvieron el tercer puesto al equipo donostiarra. La promoción enfrentó a Real Sociedad y Murcia en el Estadio Metropolitano de Madrid. La Real se impuso por 2 a 0 con goles de Castivia y Campos logrando de esta manera el ascenso.

La temporada 1947-48 trajo un nuevo descenso ya que la Real terminó la Liga en penúltima posición. Paradójicamente el papel en la Copa fue muy bueno. La Real eliminó a At. Zaragoza, Sabadell, Tarragona y Valencia antes de caer frente al Sevilla en semifinales. Es preciso señalar que la eliminatoria contra el Valencia dejó graves secuelas ya que varios jugadores contrajeron fiebres de Malta lo que supuso para algunos una baja prolongada y en algún caso la retirada del fútbol.

La siguiente temporada comenzó de manera atípica ya que las obras de remodelación de Atotxa hicieron que la Real comenzará la campaña con tres partidos consecutivos como visitante. Los tres partidos acabaron en derrota y los augurios eran negativos pero la Real se rehizo y entabló a lo largo del campeonato una dura pugna con Málaga y Granada. Los tres conjuntos llegaron empatados a la última jornada con la Real en primera posición gracias a la diferencia de goles entre ellos. La victoria donostiarra en su visita al Mestalla permitió mantener el liderato y ascender de nuevo a primera. El ascensor volvió así al piso superior.

Dificultades económicas

Durante toda esta década las dificultades económicas fueron una constante y constituyeron un lastre para mejorar el rendimiento deportivo. El problema de fondo era la imposibilidad de competir con las ofertas que otros equipos hacían a lo jugadores de mayor nivel lo que traía consigo la marcha de éstos y en consecuencia la perdida de poder competitivo. Las sucesivas directivas se esforzaron en paliar este problema buscando nuevas fuentes de ingresos. Sin embargo hubo que esperar a que las obras de remodelación de Atotxa en 1948 permitieran incrementar el número de socios, y consiguientemente los ingresos, para que el Club alcanzara cierta estabilidad.

Benito Díaz introduce en España la “WM”

Una de las figuras más emblemáticas de la historia de la Real Sociedad, Benito Díaz, fue además el introductor en España de una táctica futbolística, la “WM” que había sido creada por el inglés Chapman en los años 20, y que supuso una auténtica revolución en el fútbol español.

Básicamente la táctica consistía en jugar con tres defensas, dos medios volantes, dos interiores y tres delanteros. Los cinco primeros formaban una especie de “W” y los restantes una “M”.

La Real utilizó por primera vez esta táctica en la temporada 1946-47 en la visita a Ferrol, imponiéndose en el partido por 4 goles a 3. Aunque en un principio se tachó esta táctica de conservadora, pronto fue adoptada por otros equipos.